Y la respuesta no se hizo esperar…  cuando escribí “¿Qué estoy haciendo mal?” mencionaba yo que pocas técnicas generan tanta controversia como el time out…  y recibí una gran cantidad de comentarios, tanto a favor como en contra del procedimiento.

Quienes hablan a favor mencionan que la estrategia les ha funcionado –  si es así, les invito a seguir utilizándola; sólo tengan cuidado de no caer en el castigo: utilizar “vete a tu cuarto”  como castigo es completamente diferente de la filosofía del time out –  aunque muchos padres parecen no notar la diferencia:  utilizan el time out como castigo,  pero están convencidos que no lo están haciendo. Esto puede ser muy peligroso, pues justifica la conducta del castigador: “yo no castigo – dirían – aplico el time out…”

Muchas veces utilizamos algo en forma incorrecta, sin darnos cuenta;  cuando una técnica recibe mucha atención y se difunde a través de diversos medios, se corre el riesgo de hacer enorme daño, sin una mala intención,  pues la gente lo  aplica sin haberlo comprendido plenamente.

Por ejemplo, en uno de los mensajes a favor, la mamá menciona que le ha funcionado muy bien con su niña de dos años, pues nunca excede 10 minutos!

De acuerdo con sus autores, en los niños se debe aplicar un minuto de time out por cada año de edad.  Lo que significa que, con esta niña, la mamá no debería exceder los dos minutos.

Les invito a hacer el siguiente experimento: aguanten la respiración por un minuto y díganme si creen que un minuto es un tiempo corto o largo. Más aún, cuánto tiempo creen que dura la luz roja de un semáforo promedio? Les sorprendería saber que la mayoría dura menos de un minuto, pero nos parece eterno, no es cierto?

Para un niño pequeño, un minuto ES una eternidad.

Entre los comentarios negativos, una mamá mencionaba:

Y el ignorar a un niño no es maltrato? Mi hija con un par de nalgadas (con vara de la corrección) tiene suficiente para comportarse. 

Ignorar a un niño cuando está incurriendo en una conducta negativa y prestarle atención cuando su conducta es  la adecuada, en mi opinión no es maltrato.

Ignorar a un niño por un tiempo determinado (“de acuerdo a su edad”) independientemente de que modifique o no su conducta, ES  una forma de castigo. Y, como hemos visto  a lo largo de los artículos del Movimiento Prohibido Castigar©,  todo castigo ES una forma de maltrato.

Me gustaría compartir con ustedes también un mensaje que me causó gran tristeza.

Perdón pero creo q criticar es más fácil que dar soluciones, en estas tres semanas eso se ha tratado los comentarios respecto a la conducta de la niña y no he leído ninguna solución, creo q ya es tiempo de hablar de ello no?

Mi intención en todo lo que escribo para ustedes nunca ha sido criticar.

Pero, cuando yo recibo correos en donde mamás y papás me preguntan  desesperados “¿qué estoy haciendo mal?”  la única forma que conozco de identificarlo es describiendo lo que, a mi parecer  y con base en los resultados que estos padres han obtenido con sus hijos, son errores en la crianza de los niños.

Para regresar al time out:

El único tiempo fuera con el que yo estoy de acuerdo es el tiempo fuera que cualquiera de nosotros, ya sea adulto o niño, se da a sí mismo cuando no está pudiendo con una situación. De tal manera que yo sí lo recomiendo, a ustedes mamás y papás!!!

Cuando sientas que ya no estás pudiendo manejar una situación y que quedarte con tu hijo te pone en riesgo de gritarlo, castigarlo, o incluso hacerle daño físico, sí, ahí sí, date tú un tiempo fuera.  Explícale al niño que, por el momento, estás muy molesta, o muy triste, o muy enojada, y que prefieres darte un tiempo para calmarte. Es decir, que te vas a dar un time out… y así él aprenderá que puede hacer lo mismo.

Muchas gracias a todos ustedes por compartir sus experiencias. Por el momento me despido con un abrazo y les recuerdo que pueden enviar sus preguntas y comentarios a

midoctoranancy@gmail.com

y visitar mi página web

midoctoranancy.com