No seas enemigo de los hijos de tu pareja.

Las “familias compuestas” son cada vez más frecuentes en todo el mundo; pero esto no significa que, para cada niño que vive una situación así, deje de ser doloroso y sea fácil de manejar.

También para los adultos esto puede ser difícil de manejar, porque implica “ser papá” o “ser mamá” de un hijo que no es tuyo.

Uno de los primeros puntos que debe manejar la nueva pareja es cómo lograr que los niños de ambos logran tener una buena relación, tomando en cuenta las actividades, intereses y la edad de cada uno de los niños.

Hablamos de cuestiones como líneas de mando y toma de decisiones, que pueden llegar a ser muy complicadas si no se hablan abiertamente antes.