Niñosquenocomen

 

INTRODUCCIÓN

Las mamás primerizas se reúnen a platicar, a “intercambiar apuntes” acerca del desarrollo de sus hijos. Todo es nuevo para la nueva madre, porque todo en el bebé es nuevo.

Entre los temas favoritos de estas nuevas madres encontramos la alimentación de sus hijos. En los primeros meses de vida, los principales temas son cuánto han aumentado de peso los niños, el cambio de la leche materna a la leche de vaca o a las fórmulas y, más adelante, cuándo pueden empezar a dar al bebé alimentos sólidos.

Pero también platican de algunos problemas:

  • que los niños no quieren comer
  • que comen demasiado
  • que sólo quieren aquello que les gusta (a veces, esto es un número muy limitado de platillos), y se resisten siquiera a probar otros
  • que tienen malos hábitos a la hora de la comida (se levantan de la mesa varias veces, o no se sientan bien, o apoyan los codos sobre la mesa, etc.)

Para algunas mamás, estos problemas son vistos como algo pasajero, como una buena fuente de conversación y comparación (sí, ya sé, nunca hacemos eso…) o incluso como algo divertido. Pero para algunas mamás, esto se convierte en una fuente inagotable de ansiedad.

Y de eso vamos a platicar en estos artículos.